Prasarita Padottanasana | La postura de la flexión intensa

Esta semana, vemos en clase la ejecución de Prasarita Padottanasana, que nos irá permitiendo crear espacio en nuestra zona pélvica, siendo una excelente preparación para otras asanas más intensas. Además, las características propias de la asana nos va a permitir mejorar nuestro sistema coronario, respiratorio, digestivo y nervioso, tonificándolos, dándole fortaleza y flexibilidad. Psicológicamente, esta asana nos invita a la reflexión interior, pero dándonos la fortaleza para mantenernos estables, y a afrontar los problemas de una forma firme y serena.

¿Cómo se ejecuta?

En esta ocasión, vamos a ver algunas variaciones de Prasarita Padottanasana, sobre todo en el tren superior del cuerpo, ya que los brazos pueden disponerse en varias posiciones, que nos ayudarán a flexibilizar y tonificar brazos y espalda.

Para su ejecución, colócate en medio de la esterilla y  puedes dar un salto y abrir ambas piernas (si tus rodillas están sanas) o bien puedes abrir hacia un lado y hacia otro tus dos piernas.

[INSERT_ELEMENTOR id=»3569″]

Puntos claves

[INSERT_ELEMENTOR id=»3573″]

Lo que transmite, lo que significa

Cuando no podemos hacer las posiciones invertidas, Prasarita Padottanasana va a ayudarnos a obtener gran parte de los beneficios que estas asanas nos transmite. Las posiciones invertidas nos permiten ver la realidad desde otro prisma: “el mundo al revés” que lo llaman. De esta forma, mentalmente podemos ver la realidad con cierta distancia, o ver todas las posibilidades que existen.

Pero además, la flexión nos ayudará a la interiorización, a conocernos a nosotros mismos y a disfrutar de la armonía de estar con nosotros.

Y al ser una asana de pie, asentaremos nuestros cimientos en la existencia, dándonos lugar a poder mirar el mundo y mirarnos a nosotros mismos, pero sin temor a perdernos o a caernos, con la estabilidad que para ello es necesario.

Los beneficios que aporta

Mejora el flujo sanguíneo del tronco, desestanca las vísceras, les da movilidad, facilitando así el funcionamiento de todos los sistemas orgánicos: respiración más amplia, tonificación del corazón, aumento del poder digestivo, etc.

La flexión ayuda a tranquilizar la mente, mejorando cuadros de ansiedad, estrés, desasosiego… la inversión va a suponer un gran beneficio para la mejora de las capacidades intelectuales (concentración, memoria, análisis, resolución de problemas), así como desarrollar una actitud más positiva ante la vida.

Posibles contraindicaciones

No existen contraindicaciones para esta asana más allá de las que puedan derivarse de dolencias propias como problemas en las articulaciones de las rodillas, en la zona lumbar, tensión alta… Para las cuales tendremos en cuenta algunos consejos, entre ellos:

  • Para las rodillas: flexión de las rodillas, evitando sobreesfuerzos y siendo conscientes de que las molestias en la zona de la corva, sobre todo, indican que estamos forzando los límites del cuerpo.
  • Para la zona lumbar: mantener las rodillas flexionadas, y la neutralidad pélvica, evitando que sufra la zona lumbar. Cuando comencemos la bajada, deberemos ser conscientes de que un estiramiento excesivo puede dañarnos, por lo que llegaremos hasta donde nuestro cuerpo nos permita.
  • Para la tensión alta, tensión ocular, problemas coronarios: no forzar la posición y mantenerla durante poco tiempo. En caso de que haya problemas graves, es mejor dejarla por el momento.

No obstante, siempre, siempre consultar al médico en caso de dudas.

3
Anota tus pensamientos

avatar
3 Hilos de comentario
0 Respuestas de hilo
0 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
El hilo de comentarios más caliente
0 Autores de comentarios
Parsvottanasana | el Avestruz - La Isla del YogaEsta semana, en clase: Parsvottanasana o el Avestruz | YAM YOGA: Yoga en Cádiz y San FernandoEsta semana, en clase: Parsvottanasana o el Avestruz | YAM Autores de comentarios recientes
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo el más votado
Notificar de
trackback

[…] a iniciar Parsvottanasana desde la posición de Prasarita Padottanasana. Con las manos apoyadas en el suelo, sirviendo de sustento y guía, vas a ir caminando con las […]

trackback

[…] a iniciar Parsvottanasana desde la posición de Prasarita Padottanasana. Con las manos apoyadas en el suelo, sirviendo de sustento y guía, vas a ir caminando con las […]

trackback

[…] a iniciar Parsvottanasana desde la posición de Prasarita Padottanasana. Con las manos apoyadas en el suelo, sirviendo de sustento y guía, vas a ir caminando con las […]