Sukhasana | La postura fácil

Sukhasana significa «postura fácil», aunque algunas escuelas también la llaman «el sastre». Esta aparentemente sencilla postura se utiliza como punto de partida y punto de llegada para la ejecución de otras asanas en posición sedente. A continuación explicaremos cómo debes ejecutarla y cuáles son los puntos principales a tener en cuenta.

Nombre en sánscrito: सुखासन
Transliteración: Sukhāsana/ Sujasana o sukhasana
Traducción: Postura fácil.
Clasificación: Postura básica. Postura de meditación. Postura sedente.
Dristhi: En el entrecejo, en el horizonte, en la nariz, en Chiddakasha
Chakras estimulados: Muladhara.
Nivel: Básico.

Instrucciones para realizar Sukhasana

Lo primero que debemos tener en cuenta es que esta postura se realiza sentados en el suelo. En la explicación, daré algunas variantes para las personas que por cualquier circunstancia no puedan sentarse en el suelo. No obstante, básicamente se trata de una postura sedente en el piso. 

Lo primero que debemos hacer es, con cuidado, sentarnos en el suelo y poco a poco iremos ajustando. 

Alineación y ajustes de la postura

[INSERT_ELEMENTOR id=»3

Variantes y variaciones
Variaciones en Shishulasana
Variantes de Shishulasana

740″]

Lo que transmite,  lo que significa

Sukhasana, conocida como postura fácil, es la asana más básica de piernas cruzadas para sentarnos. El Hatha Yoga Pradipika invita a ejecutar sukhasana cuando las otras posturas de meditación no son posibles. La forma triangular que nos proporciona el estar sentados con las piernas cruzadas, ayuda a crear un circuito de energía que nos conecta con el cielo, asentando la base en la tierra.

Los beneficios que aporta

Adquirir una posición sedente con las piernas cruzadas y manteniéndonos en contacto con el suelo, beneficia, sobre todo, a nuestras piernas y nuestra columna. Que las rodillas se encuentren a la altura de las caderas evita la aparición de varices y mejora con creces nuestra circulación. Llevar la columna recta nos resulta más sencillo y eficaz, permitiendo que su correcta verticalidad cree espacio en nuestro organismo, influyendo positivamente en una mejor respiración, una mejor digestión, una mayor concentración, claridad, memoria.

Energéticamente, la forma triangular, permite que el flujo de energía no se vea obstaculizado por ningún bloqueo, además, el contacto con la tierra nos permitirá una renovación energética mucho más eficaz.

Posibles contraindicaciones

Esta asana es de las más accesibles para todo el mundo, no obstante, hay algunas precauciones que debemos tomar. Aún así, debes consultar con tu médico para saber qué pautas tener en cuenta y si es accesible para ti la posición o no.

  • En caso de molestia en la articulación de la rodilla, coloca un cojín debajo de éstas, así mismo, siéntate sobre un cojín o similar lo suficientemente alto como para que las rodillas queden lo más cerca posible del suelo.
  • Si hay dolor ciático, es mejor que por el momento no adoptemos ninguna asana que conlleve cruzar las piernas.

¡Namasté!

Variantes y variaciones
Variaciones en Shishulasana
Variantes de Shishulasana

1
Anota tus pensamientos

avatar
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
0 Comment authors
Gomukhasana | La postura de la Cabeza de Vaca - La Isla del Yoga Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
trackback

[…] como Buda Feliz. Aquí, vas a tomar tu pierna derecha y la colocarás como si fueras a sentarte en Sukhasana (solo esa pierna). Desde esta posición, procura traer tu pierna todo lo que puedas hacia tu línea […]