Yoga para la Diabetes

La diabetes es una patología que hoy día cada vez hace su aparición con más prontitud y la práctica de Yoga puede ser una gran aliada para retrasar su aparición o bien, para disminuir sus riesgos y afecciones.

Para hacer este artículo, he consultado varios estudios científicos donde se ha estudiado el efecto de la práctica de posturas de yoga y pranayama en personas con diferentes tipos de diabetes. Aunque ninguno es concluyente y todos coinciden en que deben de hacerse más investigaciones al respecto, sí que, al parecer, se han podido comprobar efectos positivos en el tratamiento de la diabetes, al menos a corto plazo, con lo cual, queda una puerta abierta de investigación del yoga en este aspecto.

Nuestra forma de alimentarnos ha cambiado y el abuso de sustancias como el azúcar o los ultraprocesados desde edades muy tempranas conllevan a que se desarrolle este tipo de enfermedad.

Existen muchas maneras de evitar o prevenir la aparición de la diabetes. La fundamental tiene que ver con una alimentación adecuada y un estilo de vida saludable. La práctica de yoga, desde su perspectiva terapéutica, encajaría a la perfección con estas dos premisas, puesto que tanto por su aspecto físico como por los valores que defiende, dan lugar a decidirnos por un estilo de vida coherente y que se base en el bienestar.

No obstante, cuando ya la enfermedad ha hecho acto de aparición, aún podemos tomar el yoga como una herramienta que nos ayude a controlar -y en algunos casos, mejorar- nuestra diabetes.

El yoga tiene un importante aspecto terapéutico que en Occidente es el que prima. Aunque el Yoga apareció como un sistema mediante el cual el ser humano pudiera perfeccionarse y evolucionar en todo su potencial, siempre contuvo en su propia esencia el aspecto terapéutico del mismo.

Para poder alcanzar la iluminación, había que residir en un cuerpo sano, no limitado por la enfermedad. De ahí que se desarrollaran multitud de técnicas para conseguir esta idea. Además, la práctica entraba dentro del contexto cultural, y en la India, la ciencia de la Salud, el Ayurveda, era la base de la vida.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad crónica en la que se produce un exceso de glucosa en la sangre y en la orina, producida por una disminución de la secreción de la hormona de la insulina o que tiene una acción deficiente. Existen dos tipos de diabetes: la diabetes 1, en la que el cuerpo no produce insulina y la diabetes tipo 2, en la que la producción es deficiente o no se usa de manera adecuada. Esta última es la más común de todas.

Por otro lado, también existe la llamada “diabetes gestacional” que en algunas mujeres aparece durante los meses de embarazo y que solo afectaría en este periodo.

Con el tiempo, esta enfermedad va a acarrear serios problemas de salud, sobre todo si no se llevan unas pautas y rutinas bien establecidas y continuas en el tiempo. Entre otras cosas puede afectar al sistema cardiovascular, a la circulación sanguínea, e incluso la persona podría sufrir amputaciones.

Sin embargo, también es cierto que aquellas personas que han sido diagnosticadas de diabetes pero han decidido llevar un estilo de vida saludable, pueden vivir una vida normal y corriente, siempre atendiendo a la importancia de sus rutinas y a llevar un buen control de su alimentación.

¿Puede un diabético hacer yoga?

Aunque todavía se necesitan más estudios al respecto, como los propios estudios indican, se han llevado a cabo varias investigaciones para saber si la práctica de Hatha Yoga puede ser beneficiosa para el control de la diabetes y de qué manera influía en los registros sobre los niveles de glucosa en sangre.

El resultado fue que todos los pacientes habían mejorado el nivel de glucosa en sangre y que, a corto plazo, se observaba principalmente cómo los picos de azúcar disminuían tras la práctica de yoga, lo que conllevó a que tuvieran que disminuir incluso sus dosis.

De hecho, también se observó que personas que habían dejado de participar en el programa, volvieron a empeorar sus niveles y que, al retomarlos, de nuevo, se volvieron a regular. Esto demostraba la relación entre “causa-efecto” de la práctica de yoga.

Además, todos los sujetos del estudio alegaron encontrarse mucho más activos, con mejor ánimo, con una mayor sensación de bienestar y felicidad en general.

¿Sirve el yoga para curar la diabetes?

La diabetes, como indicábamos al principio, es una enfermedad crónica que, por el momento, no tiene cura. El yoga puede ayudarte a mejorar los índice glucémicos, algo que afectará de manera positiva en tu salud a largo plazo, sin embargo, eso no significa que pueda curar la enfermedad.

El Yoga y la resistencia a la insulina

En los estudios mencionados, se pudo comprobar cómo la práctica de determinadas posturas de yoga mejoró bastante la resistencia a la insulina, de manera que los picos de azúcar disminuyeron ya que hubo una mayor liberación de insulina y esta fue más eficiente.

Yoga para el páncreas

El páncreas es el órgano en el que se segrega la insulina que luego pasará a la sangre y que regulará la glucosa. Así pues, es uno de los puntos en los que debemos centrarnos. El páncreas forma parte del sistema digestivo, por lo que la orientación de las secuencias de yoga deben ir en pro de mejorar nuestro sistema digestivo. Posturas que ayuden a crear espacio en el área abdominal y que ejerzan un suave masaje en los órganos internos van a ser grandes aliadas para mantener un páncreas saludable.

En el curso de Yoga para la Salud hay una lección dedicada por entero al trabajo con los órganos abdominales. Este trabajo puede ayudarte a mantener una buena salud a nivel interno.

Los beneficios del Yoga en la diabetes

Así pues, visto los resultados, podemos decir que, aunque sigan faltando estudios sobre todo para saber cómo puede afectar a largo plazo, todo apunta a que la práctica de yoga puede mejorar sustancialmente la salud para enfermos de diabetes. Algunos de sus beneficios fueron:

  • Los niveles de insulina disminuyeron a niveles normales después de las asanas de yoga, lo que sugiere una reducción en la resistencia a la insulina, una mejora en la sensibilidad a la insulina y un aumento significativo de los receptores de insulina.
  • Las asanas de yoga ayudan a liberar la insulina almacenada del páncreas o liberan la insulina unida del páncreas.
  • Desarrollo de una sensación de bienestar general, mente más despierta y mejor concentración atención en diez días.
  • Las asanas pueden rejuvenecer / regenerar directamente las células del páncreas mejorando el control glucémico , rendimiento diario, sensibilidad y secreción de insulina.
  • Las asanas de yoga en combinación con el tratamiento médico convencional proporcionan un mejor control metabólico al paciente diabético.
  • Mejora los niveles de glucosa en sangre, manteniendo un buen estado glucémico durante largos periodos de tiempo.
  • Se puede reducir la necesidad de fármacos para el tratamiento de la diabetes.
  • Se reduce la incidencia de complicaciones agudas como infecciones y cetosis.

Las mejores posturas de yoga para la diabetes

A continuación te dejo una rutina de ejercicios de yoga para personas con diabetes. La secuencia está inspirada en los análisis de estos estudios, donde vamos a trabajar con aquellas posturas que fueron mejor para la diabetes, descartando aquellas que vieron que no surtieron el efecto deseado.

Dhanurasana, la postura del arco, fue la estrella

En uno de los estudios se ofrecieron diferentes posturas a grupos de participantes y resultó que la que mejores resultados ofreció fue Dhanurasana, la postura del Arco, una posición de extensión prona, bastante intensa y cuyos resultados hicieron mejorar bastante el azúcar en sangre.

Dhanurasana fue la postura que mejores resultados ofreció

El yoga terapéutico para prevenir enfermedades

Hasta el momento todos los estudios que se han hecho para ver cómo el yoga puede ayudar en diferentes enfermedades ha arrojado siempre resultados positivos y esperanzadores. En el caso de la diabetes, vemos cómo a corto plazo, mejora los niveles de azúcar en sangre y esto va a significar, indudablemente, que en el futuro, enfermedades asociadas a la diabetes se mantendrán bajo control, pues esta es una enfermedad acumulativa y que va deteriorando con el paso de los años.

Es el momento de tomar decisiones y una de las más acertadas es incorporar a tu día a día la rutina de yoga. Una rutina que sea accesible para todas las personas y que puedas mantener a lo largo del tiempo.

Y por eso, ahora lo que me toca es sugerirte el curso de Yoga para la Salud que ves en la Escuela. Un curso de 13 lecciones enfocadas en mantener tu salud psicofísica a través del Yoga. En el que vas a aprender a conocer tu cuerpo y tu mente a través del recorrido de las diferentes partes del cuerpo.

El enfoque es que te conozcas tan bien, que puedas detectar a tiempo cualquier enfermedad que pueda aparecer. Y es que, como ya sabes, más vale prevenir que curar.

Además, quiero que el curso sea accesible para la mayoría de las personas, por eso lo tienes disponible a un precio tan especial.

Y si has llegado hasta aquí y aún tienes dudas, no te preocupes porque también tienes de manera gratuita disponible una lección, para que puedas ver de qué se trata, qué vas a encontrar, qué tipo de contenido ofreceré y que puedas comprarlo con total seguridad.

Así que nada, ¡a por él!

Materiales que necesitarás para realizar esta secuencia

Para realizar esta secuencia de yoga es imprescindible contar con un material adecuado. Lo principal es disponer de una esterilla antideslizante. Una vez que tengas la esterilla, puede que, según tu flexibilidad, práctica y experiencia, necesites algún soporte más. A continuación te dejo una selección orientativa de materiales que pueden ser útiles para ti y que puedes encontrar en Amazon.

  • Esterilla o mat antideslizante: Puedes elegir las esterillas de corcho, que están de moda y dan muy buenos resultados, siendo muy higiénicas y antideslizantes.
    O puedes elegir una clásica, la Liforme, que es, sin duda, la esterilla por excelencia, muy valorada por su textura, su capacidad de retención y su durabilidad.
  • Bloque de Yoga: Otro elemento muy versátil que puede venirte bien para las posturas de flexión de pie (para apoyar las manos) o también a modo de cojín práctico para sentarte en posturas sedentes.
  • Cinta de Yoga : Muy útil si en la postura de flexión sedente, o en la extensión prona tus manos no llegan a los pies.

Bibliografía empleada y libros recomendados

SAHAY (2007). “Role of Yoga in Diabetes”, en Japi, vol.55 pps 121-126.

VARUN MALHOTRA, SAVITA SINGH, OM PRAKASH TANDON Y SUMAN BALA SHARMA (2005) “The beneficial effect of Yoga in diabetes“, en Nepal Medical College Journal, vol 7(2) pps. 145-147

BADR ALJASIR, MAGGIE BRYSON, BANDAR AL-SHEHRI (2010). “Yoga Practice for the Management of Type II Diabetes Mellitus in Adults: A systematic Review” en Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, vol. 7, art. ID 269290, 10 pag.

0 comentarios