Música para las clases de yoga

¿Qué tipo de música podemos usar en las clases de Yoga? Parece una cuestión baladí, pero, realmente es un tema importante que debemos tener en cuenta a la hora de seleccionar nuestra música, puesto que esta puede ser determinante para alcanzar ciertos estados físicos y mentales.

Existe debate al respecto y diferentes puntos de vista sobre la música en las clases de Yoga. Yo voy a hablarte desde mi experiencia personal y desde mi experiencia como profesora de yoga tras casi diez años impartiendo clases de yoga y ya te adelanto que no hay una respuesta correcta.

He recibido este mensaje en uno de los vídeos de YouTube donde hago una introducción a un curso básico de Yoga. Y me ha parecido un tema bastante interesante y que en alguna ocasión he podido debatir con colegas al respecto. ¿Qué música emplear en las clases de yoga? Recuerdo que hace poco hablaba con otros compañeros sobre el caso de una sala en la que incluso solían poner en las clases temas como We are the champions, de Queen o similar.

Recuerdo que había compis que hablaban con horror de ese tipo de cosas, a mi la verdad es que el rollo disruptivo me encanta y yo ya me imagino haciendo mi Virabhadrasana III sonando Queen de fondo, y a mí me flipa, la verdad. De hecho, personalmente he practicado con música cañera pero de verdad y lejos de distraerme, me permite desconectar aún más de los sentidos.

Pero volviendo a las clases de yoga, la respuesta más sencilla a todo este tocho que te voy a soltar es que puedes hacer lo que te dé la gana: poner música o no ponerla. La decisión depende de ti y de lo que pretendas, no obstante, voy a comenzar explicando para mí las ventajas y desventajas de poner música en clase

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE PONER MÚSICA EN CLASE DE YOGA

Antes de abordar sobre qué tipo de música podemos usar, tengo que hablarte de esto: ventajas y desventajas de poner música en clase. Porque sí, hay pros y contras. Y de hecho, seguramente para muchos profesores y estilos, lo de poner música sea un sacrilegio. Hombre, para mí no es para tanto… creo que nos puede venir bien cada cosa en su momento.

Ventajas de una clase de yoga con música

La música amansa a las fieras, ya lo sabemos. Y nosotros no íbamos a ser menos. Seguramente hayamos escuchado hablar de estudios de diversa índole acerca de cómo influye la música en nosotros. Uno de ellos analizó los efectos de la música en las pulsaciones del corazón, y se llegó a la conclusión de que el corazón latía al ritmo de la música. Y como este, hay multitud que avalan la música como elemento que puede ayudarnos a inferir un determinado estado de ánimo.

Y en las clases de yoga sucede exactamente lo mismo. Sobre todo para aquellas personas que vienen por primera vez y que aún no están “preparadas” para su indagación interior, que vienen sin saber muchas veces ni siqueira como relajar sus músculos, una música apropiada las va a llevar muy fácilmente a un estado de relajación física y calma mental.

Así mismo, si queremos provocar o inferir un estado determinado en nuestro alumnado, la música es una herramienta ideal para conseguirlo. Felicidad, calma, indagación, profundidad, entrega.., todo ello puede ser conseguido a través de una música adecuada.

Inconvenientes de una clase de yoga con música

Sin embargo, también existen ciertos problemas conla música en clase. El principal que he observado durante estos años es que cuando los alumnos están muy acostumbrados a escuchar música, en el momento en que por alguna razón hay ausencia de la misma, se frustran, no consiguen relajarse igual o entrar en estados de calma.

Esto es un problema, puesto que lo que han desarrollado es una dependencia hacia un factor externo que, al final, lo único que hace es no permitirles estar con ellos mismos. De esta manera, resulta imposible que puedan continuar avanzando en la práctica de yoga, porque hay un momento en que debe haber silencio alrededor para que puedan seguir indagando en su interior, sobre todo en las prácticas de Pratyahara como Antar Mouna o Yoga Nidra.

¿Es mejor poner música de yoga en clase o no?

Esta sería la pregunta que nos surge al respecto. ¿Qué hacemos entonces? ¿Con música? ¿Sin música? Personalmente te diría que si el grupo es nuevo, son principiantes o tienen muy altos niveles de estrés -y poca práctica de yoga- empieces poniendo música. Definitivamente va a ser una vía para que aprendan a desconectar y relajarse y lo van a agradecer mucho, porque lo que no pueden hacer con su mente, podrán conseguirlo mediante la melodía.

Y a medida que vayan avanzando, ir dejando cada vez más en segundo plano la música. De hecho, seguramente a medida que una persona avanza en su práctica de yoga, necesitará que existan menos distracciones externas para poder indagar más en su interior. La música, al final, puede llegar a convertirse en un obstáculo.

Y por último, también ten en cuenta que no todo el mundo va a tu clase para alcanzar la trascendencia (aunque como profesores de yoga debemos guiar nuestras acciones para este hecho) ni nada de eso, e igual pues les apetece seguir -años y años- teniendo música de fondo.

¿CUÁL ES LA MEJOR MÚSICA PARA LAS CLASES DE YOGA?

Una vez que has decidido que vas a poner música en tus clases de yoga, viene la pregunta: ¿Y qué tipo de música puedo poner? Y lo cierto es que la respuesta es también demasiado difusa. He visto a personas hacer una clase de yoga mientras sonaba el We are the champions y la verdad es que quedaba bien.

Es decir, no existe un tipo ni una norma a la hora de escoger la música para tus clases de yoga, pero sí que puedo hacerte una recomendación: Decídete por una música con un ritmo y melodías coherentes con el tipo de práctica.

Si por ejemplo sé que vamos a hacer un trabajo en el que van a haber mucha actividad: Surya Namaskar, secuencias de pie, y vamos a trabajar de manera enérgica, poner de fondo cantos gregorianos quizás no sea la mejor idea del mundo, puesto que la tendencia al escuchar este tipo de música es a la introspección y a la ralentización.

Del mismo modo, si estamos haciendo una práctica de yoga demasiado lenta, restaurativa, puede que algunas canciones de Deva Premal (por nombrar a una artista conocida) nos dificulte el estado de interiorización y de profundización que se busca con estas prácticas.

Así pues, no puedo decirte qué música te viene bien para tu clase de yoga, porque no sé cómo has diseñado tu clase de yoga. Pero sí que puedo recomendarte que tengas muy en cuenta qué quieres transmitir y que, como te digo, sea coherente.

¿DÓNDE ESCUCHAR MÚSICA DE YOGA ONLINE GRATIS?

Quizás con todo esto te haya surgido esta duda y lo cierto es que estamos de enhorabuena. Por un lado, puedes acceder a plataformas como YouTube donde existe gran cantidad de vídeos con músicas que puedes escuchar (y que tienen diferentes periodos de duración). -Aunque he de serte sincera y aquí en España no sé yo si la SGAE podría sancionarte-.

No obstante, la propia plataforma de YouTube cuenta con creadores que ofrecen su música de manera gratuita y que puedes utilizar perfectamente en tus clases.

Cuando accedes a la Biblioteca de YouTube, puedes encontrar en ella estas canciones con diferentes tipos de licencias. Es música para que puedas insertar en tus vídeos, pero entiendo que también podrías usarlas en tus clases (de hecho, le haces un favor al creador puesto que eso significará visualizaciones para su vídeo y su canal).

Puedes encontrar música de yoga de todo tipo: música de yoga para una relajación profunda, música de yoga energizante, música para activar los chakras, música de meditación…

En la descripción del vídeo de YouTube que he insertado en este artículo, donde me explayo sobre este tema, te he dejado algunos de los autores que yo he usado en mis vídeos y que me encantan.

0 comentarios