Balasana | La postura del niño
La postura del niño

Balasana o postura del niño es una posición cuyo principal beneficio es el descanso que otorga al cuerpo y a la mente. Por eso, suele estar presente en la mayoría de las secuencias de yoga, ya sea una secuencia intensa o bien un yoga restaurativo, junto a otro tipo de posturas de yoga. Esta postura evoca la figura de un niño, de ahí su nombre. A lo largo de este post voy a ir desentrañando sus aspectos principales. Podrás encontrar qué significa, cómo se pronuncia y cómo se escribe oficialmente. No obstante, encontrarás diferentes grafías para una mayor comodidad.

Significado
Bâlâ significa “niño” y âsana significa postura. Literalmente sería la postura del niño.
Sánscrito
बालासन
Transliteración
Bâlâsana
Cómo se pronuncia
Baalaasana
Clasificaciones
Postura de flexión. Postura cuadrupedia. Postura de descanso.
Dṛṣṭi
Ojos cerrados y observación de cittākāśa (Chidakasha)
Chakras estimulados
 Muladhara ChakraSvadhisthana ChakraManipura Chakra y Anahata Chakra
Nivel: Básico

Variante de la postura de Balasana con los brazos por encima de la cabeza
Variante de Bâlâsana

Instrucciones para realizar Bâlâsana

  1. En una postura de cuadrupedia, con los empeines en contacto con el suelo, lleva tu pelvis hacia atrás, de modo que puedas sentarte en los talones. Extiende tu tronco y tus brazos hacia delante y apoya la cabeza en el suelo, en una actitud de descanso. Mantén varias respiraciones en esta posición.

Alineamiento y ajustes para Balasana

  • Mantener los empeines en contacto con la tierra y los dedos gordos juntos.
  • La pelvis se desplaza hacia atrás, en contacto con los pies o cerca de ellos. Es posible utilizar cojines o mantas en caso de que no se llegue a los pies.
  • Las rodillas se mantienen flexionadas, no obstante, pueden separarse.
  • La columna adopta una actitud de descanso, y se mantiene ligeramente curvada siempre y cuando esto no suponga un problema de salud.
  • Es preferible que los brazos se mantengan extendidos por encima de la cabeza, para mantener los costados largos (no obstante, en caso de una secuencia donde se haya trabajado en exceso los brazos, se podrán llevar hacia atrás).
  • La cabeza se apoya en la tierra o sobre algún soporte en caso de ser necesario.

Variantes y variaciones de Balasana

Al ser una posición de descanso, existen numerosas variaciones que se pueden realizar en la postura, ya que cada persona habrá de adaptar bâlâsana a sus propias necesidades. Entre estas variantes podemos encontrar:

  • Separación de rodillas con los pies juntos.
  • Brazos extendidos por delante de la cabeza, o bien colocando el gesto de Anjali Mudrâ (como en la foto).
  • Brazos a los lados del tronco.

Lo que transmite y lo que significa Bâlâsana

Bâlâsana es una postura de descanso que invita a la introspección y al reconocimiento interior. Su nombre viene por su forma, que nos recuerda a la actitud que adoptan muchos niños pequeños. La figura del niño en los textos y leyendas siempre evoca la pureza, la inocencia, la necesidad de protección, la nutrición… Cuando adoptamos esta postura, despierta en nosotros la ternura, el recogimiento, la inocencia y también la autoprotección: sentirnos acogidos y seguros en nuestro propio seno.

Beneficios de Bâlâsana

  • Descansa todo el organismo y ayuda a recuperarse energéticamente.
  • La suave presión de la postura en flexión ayuda a masajear suavemente todos los órganos del cuerpo.
  • Mejora la flexibilidad pélvica y la elasticidad de los músculos de las piernas.
  • Otorga descanso a aquellas partes y miembros del cuerpo constantemente solicitados como piernas y brazos.
  • Estiramiento suave de todos los músculos de la espalda y zona pélvica.
  • Otorga una agradable sensación de relajación y paz interior.
  • Permite una respiración más profunda y serena.
  • Calma la mente y aporta paz y tranquilidad.
  • Permite una indagación interna profunda, un mayor autoconocimiento.
  • Despeja la mente y ayuda a ver con más claridad nuestro Camino interior.

Contraindicaciones y posibles riesgos de Balasana

En caso de padecer hernias o protusiones en la columna, es necesario consultar con el especialista, para realizar las adaptaciones necesarias.

La zona lumbar, las rodillas, los hombros (dependiendo de la posición) si hay pinzamiento.

Posturas preparatorias

Bidâlâsana
Adho Mukha Svanâsana
Uttanâsana
Apanâsana

Posturas compensatorias

Bidalâsana
Bhujangâsana

Posturas para las que prepara

Posturas de flexión
Posturas reconstituyentes

0 comentarios