ūüćā El YOGA y el EQUINOCCIO de OTO√ĎO

El Oto√Īo es la estaci√≥n del cambio y de la transici√≥n del viejo ciclo, que ha culminado con el fin del verano, y el nuevo ciclo que comenzar√° en el Solsticio de Invierno. Tanto la Naturaleza como nosotros nos preparamos para el ciclo. Y estos cambios, en muchas ocasiones, se traducen con s√≠ntomas como cansancio, apat√≠a, astenia, dolor articular, constipados… Es decir, la llegada del Oto√Īo puede significar para nosotros un periodo de inestabilidad f√≠sica, mental y espiritual. Sin embargo, a trav√©s del autoconocimiento y del Yoga, podemos sacarle un gran provecho y disfrutar de ella.
A trav√©s de las t√©cnicas del Yoga, iniciamos un conocimiento interior en todos los √°mbitos de nuestro ser, que nos ayudan a detectar esos cambios y a aceptarlos. Por ello, en este art√≠culo voy a dejarte algunas nociones sobre c√≥mo afrontar el oto√Īo, sus cambios y c√≥mo conseguir encontrar el equilibrio en esta estaci√≥n fluctuante.

El oto√Īo en la Naturaleza: Cambio y abundancia

Toneles rellenos de manzanas rojas que han sido cosechadas.

El oto√Īo es la estaci√≥n de la abundancia, pues en ella se recogen los frutos que durante el verano han madurado y que ahora ya han ca√≠do a la tierra, dispuestos a continuar perpetu√°ndose. La manzana que se precipit√≥ del √°rbol, ir√° poco a poco descomponi√©ndose para que sus semillas sean absorbidas por la tierra y que de ellas pueda brotar una nueva simiente.  El Oto√Īo, por lo tanto,  es el momento del culmen, de la m√°xima plenitud, pero tambi√©n del paso hacia el final del ciclo, para dar paso a nuevas simientes y nuevas vidas.

El equinoccio de Oto√Īo

Imagen simbólica de mujer caminando y un castillo sobre su cabeza, con la luna y el sol a cada lado.

Entre el 21  y el 24 de Septiembre, suele tener lugar el Equinoccio de Oto√Īo, un momento m√°gico, en el que las fuerzas del d√≠a y de la noche han encontrado su punto de equilibrio para, a partir de entonces, balancearse hacia, en este caso, la noche… As√≠, a partir de este momento, los d√≠as tendr√°n menor duraci√≥n que las noches: es el triunfo de lo oscuro, lo pasivo, la sombra, la calma… Todo ir√° repleg√°ndose progresivamente y la energ√≠a comenzar√° a cambiar su direcci√≥n.

Los cambios de la Naturaleza en el Oto√Īo

Durante el Oto√Īo, la naturaleza comenzar√° a replegarse: los √°rboles pierden sus hojas, los frutos han ca√≠do de las ramas, las cosechas ya han sido recolectadas, los p√°jaros migran a zonas m√°s c√°lidas, los animalillos se resguardan en sus madrigueras. Se ti√Īe el paisaje de colores c√°lidos, marrones, para dar paso despu√©s al fr√≠o invierno.

Y en la atm√≥sfera, sobre todo tenemos el desconcierto: d√≠as de calor alternados con d√≠as de fr√≠o, sobre todo al principio; d√≠as de viento, d√≠as de lluvia, d√≠as de humedad… Se trata de una estaci√≥n totalmente inestable, en la que cualquier cosa puede suceder, pero que poco a poco ir√° apacigu√°ndose a medida que el Invierno comienza a llamar a la puerta.

Tras el auge del verano, estaci√≥n en la que la naturaleza ha alcanzado su m√°xima plenitud, llega el oto√Īo, momento de cosechar los frutos maduros y ca√≠dos, de comenzar el proceso de transformaci√≥n y retorno hacia la tierra, hacia la muerte, para dar fin a un ciclo, y comenzar el siguiente.

Podemos ver c√≥mo la naturaleza va transmutando los colores vivos del verano, en una gran variedad de amarillos, ocres, marrones‚Ķ representados por las hojas caducas que ti√Īen las ramas de los √°rboles para m√°s adelante, cubrir la tierra de hojarasca quebradiza y crujiente.

Todo nuestro entorno natural se prepara para replegarse en los fríos días del invierno en los que poco a poco la estación nos irá adentrando: los árboles irán perdiendo sus hojas, los animales volverán a sus madrigueras a hibernar, las aves migratorias buscarán lugares más cálidos…

Llegarán días de inestabilidad atmosférica: frío, calor, viento, lluvia… que convertirán la estación en un periodo de vaivén, de indecisión, que también afectará a nuestro cuerpo, nuestra mente, y nuestro espíritu.

POEMA AL OTO√ĎO

Aprovechemos el oto√Īo

antes de que el invierno nos escombre

enfrentemos a codazos en la franja del sol

y admiremos a los p√°jaros que emigran

ahora que calienta el corazón

aunque sea de a ratos y de a poco

pensemos y sintamos todavía

con el viejo cari√Īo que nos queda

aprovechemos el oto√Īo

antes de que el futuro se congele

y no haya sitio para la belleza

porque el futuro se nos vuelve escarcha.

Mario Benedetti

El Oto√Īo y nuestra salud

Cuando llega el oto√Īo, las horas de sol se reducen, y eso afecta en nuestro cuerpo y nuestra mente. Del mismo modo que la naturaleza se repliega, nuestro organismo tambi√©n se ve afectado de la misma manera:  la funci√≥n metab√≥lica se ralentiza, la funci√≥n metab√≥lica se ralentiza, y con ella, el proceso de crecimiento celular y de la regeneraci√≥n de tejidos, la s√≠ntesis de prote√≠nas desciende por lo que tardamos m√°s en regenerar el cabello, u√Īas, tejidos, huesos… por lo que nuestro cuerpo se va regenerando m√°s lentamente, y  eso implica que nos sintamos m√°s cansados, que tengamos m√°s hambre o que podamos tener un humor m√°s variable.

Nuestras defensas también bajan, por lo que somos más propensos a coger resfriados, catarros, gripes; y la llegada del frío y de la humedad nos afecta en nuestros huesos y articulaciones.

Y, si a eso le a√Īadimos la vuelta al trabajo, a la rutina tras las vacaciones de verano, entonces estamos creando un c√≥ctel explosivo cuyo resultado puede manifestarse en  problemas para ir al ba√Īo, sentirnos m√°s cansados, con m√°s hambre, deprimidos, ap√°ticos, inapetentes, nos cuesta m√°s concentrarnos, nuestras defensas est√°n m√°s bajas.

Por otro lado, vivir en las grandes ciudades, que vuelven de la festividad del verano, y la contaminación atmosférica es más patente, el ruido, el estrés, también pueden hacer mella en nuestro estado de salud físico, mental y energético.

Pero, adem√°s, tenemos que tener en cuenta el proceso “energ√©tico”. La energ√≠a, grosso modo, puede moverse de dentro hacia fuera (centr√≠peta) o de fuera hacia dentro. Si observas la naturaleza, es en el Oto√Īo donde comienza a variar el movimiento energ√©tico:  la energ√≠a comienza a funcionar de dentro hacia fuera: los √°rboles, las plantas, los animales… todos se esconden bajo tierra o detr√°s de capas de corteza para continuar con el ritmo de la energ√≠a en la Naturaleza, que se prepara para ir hacia dentro.

Y todo esto nos influye a nosotros, pues, ¬Ņacaso podr√≠a ser de otro modo? Somos parte integrante de la Naturaleza, y nuestro organismo pertenece completamente a ella, por lo que podemos vivir en nosotros una serie de cambios, que debemos conocer.

C√≥mo nos afecta la llegada del Oto√Īo

  • A nivel f√≠sico, podemos encontrarnos con problemas de alergias, enfermedades que afectan al aparato respiratorio (asma, rinitis, catarros, enfriamientos…). Pero tambi√©n podemos ver que se incrementan los problemas de estre√Īimiento, gases. Las personas con dolencias card√≠acas, inmunodeficientes y ps√≠quicas pueden ver en esta estaci√≥n un empeoramiento. As√≠ como aquellas personas que padecen de artrosis y de artritis van a sufrir un empeoramiento.  Por otro lado, lesiones musculares como contracturas pueden ser en esta fecha m√°s dolorosas debido al cambio de la temperatura.
  • A nivel mental, nos sentimos m√°s cansados, m√°s desconcentrados y tenemos un humor muy variable, tendiendo a la depresi√≥n. Adem√°s se incrementa el estr√©s y la ansiedad tanto  por los factores externos, como por factores psicol√≥gicos que implica la vuelta al trabajo. As√≠ mismo, nos cuesta much√≠simo m√°s permanecer concentrados, nuestra mente est√° totalmente dispersa.
  • A nivel energ√©tico, estamos m√°s apagados, sin fuerzas, o quiz√°s todo lo contrario, vamos de un lado a otro sin parar, pero sin orientaci√≥n ninguna, sin saber qu√© hacer: queremos hacer cosas, y no atinamos con nada.

¬ŅC√≥mo podemos sentirnos bien en Oto√Īo?

Para sentirnos bien en el oto√Īo no hace falta hacer grandes cambios, o, cual ave migratoria, viajar a un pa√≠s m√°s c√°lido hasta que todo pase‚Ķ Con un par de actos, podemos pasar un buen oto√Īo lleno de salud y armon√≠a para nosotros.

1. Cu√≠date de los cambios de tiempo: el tiempo es inestable, y quiz√°s puedan aparecer cambios bruscos de temperatura; utilizar un pa√Īuelo  para la garganta puede ayudarnos a prevenir muchos resfriados y resguardarnos del fr√≠o. Evita las corrientes de aire, y procura llevar alguna prenda ligera de abrigo.

2. Aprende a vivir en contacto con la naturaleza y sus ciclos: conectar con la naturaleza nos ayuda a sentirnos mejor con nosotros mismos. Sal a pasear por alg√ļn parque o retiro natural todos los d√≠as, procura levantarte con la salida del sol y evita trasnochar. Estos simples cambios te ayudar√°n a mejorar tu salud y bienestar f√≠sico y mental.

3. Comprende que es normal en el oto√Īo que tus emociones y tu humor est√©n m√°s alterados. Es normal lo que te sucede, que te sientas m√°s triste y cansada. Conociendo eso, te ayudar√° a aceptar mejor tu situaci√≥n y a no agobiarte m√°s de lo normal en esos momentos en los que la mente est√° dispersa y nos cuesta concentrarnos o seguir nuestras metas fijadas.

4. Practica alguna actividad equilibrante: yoga, taichi, chikung, meditaci√≥n‚Ķ Todas ellas pueden ayudarte a restaurar desde tu interior la inestabilidad que en el oto√Īo nos invade. Ded√≠cale alg√ļn d√≠a a la semana a su pr√°ctica e intenta todos los d√≠as aplicarlo a tu d√≠a a d√≠a.

El Yoga en el Oto√Īo

Persona sentada sobre una roca, rodeada de flores y √°rboles de color rosa y amarillo.

El Oto√Īo es una estaci√≥n de cambio, transformaci√≥n y final. Todo nuestro organismo se prepara para la llegada del fr√≠o invierno, en el que nuestro entorno se convierte en un lugar inh√≥spito, y es a partir de nosotros, de nuestro interior que hemos de sobrevivir.

Las plantas, los animales, comienzan a replegarse durante esta estaci√≥n. Los frutos maduros se disponen a caer en la tierra para comenzar un nuevo ciclo para el a√Īo que viene. De igual modo, nosotros nos preparamos para dar fin a este ciclo y prepararnos para el siguiente. Podemos sentir, en ese proceso, desequilibrio, inestabilidad; pueden aparecer problemas digestivos, molestias en las articulaciones, dolor de cabeza, falta de concentraci√≥n, mente dispersa, depresi√≥n leve, etc. Todo ello responde a esos cambios que tambi√©n suceden en nosotros: todo nuestro ser se prepara para un nuevo ciclo.

A trav√©s del Yoga podemos recuperar parte de ese equilibrio perdido. Durante el Oto√Īo, cultivamos en nuestro cuerpo, de forma suave y equilibrada, una sensaci√≥n de armon√≠a, ecuanimidad, paz y calma en nuestro cuerpo-mente, d√°ndonos las herramientas necesarias para entender qu√© nos sucede y para afrontar la estaci√≥n que llega y que termina. Abrimos la puerta al Ser para prepararnos para el Invierno donde nutriremos las simientes que hemos recogido durante el Oto√Īo, para que florezcan m√°s adelante en la Primavera…

¬ŅDe qu√© manera puede ayudarnos el Yoga en el Oto√Īo?

Las distintas técnicas del Yoga están orientadas sobre todo a tener una mayor consciencia de nosotros mismos y de nuestros koshas o envolturas. Conocernos a nosotros mismos en el aspecto físico, mental, energético y espiritual nos ayuda a alcanzar una mayor comprensión de todo aquello que sucede en nuestro entorno y en nuestro interior. Muchas veces nos sentimos perdidos, sin entender qué nos pasa o por qué nos sucede lo que nos sucede y simplemente entendiendo que en muchos casos simplemente son procesos naturales, puede llegar a quitarnos un gran peso de encima y, sobre todo, actuar para buscar reestablecer el equilibrio.

Las Asanas nos van a ayudar a encontrar el bienestar físico: cuando practicamos un asana, no solamente estamos desarrollando la flexibilidad, la fuerza, el equilibrio o la resistencia, sino que también debemos implicar la mente y la respiración, por lo que su práctica nos va a ayudar a:

  • Mejorar y equilibrar los sistemas del cuerpo: sistema coronario, sistema nervioso, sistema digestivo, sistema excretor, sistema reproductor, sistema musculoesquel√©tico, sistema respiratorio.
  • Prevenir enfermedades infecciosas como catarros, resfriados, o gripes.
  • Mejorar enfermedades cr√≥nicas como artritis y atrosis, enfermedades coronarias, enfermedades inmunodeficientes, o enfermedades mentales.
  • Desarrollar las capacidades f√≠sicas de flexibilidad, fuerza, equilibrio, resistencia, entre otras.
  • Aumento de la capacidad respiratoria, siendo de gran ayuda en problemas de asma, bronquitis, alergias, etc.
  • Tonificar el cuerpo y la musculatura.

El Pranayama nos va a ayudar a mejorar nuestro bienestar físico, pero sobre todo va a incidir en el equilibrio cuerpo-mente. Nos va a ayudar a:

  • Mejorar las capacidades intelectuales: concentraci√≥n, memoria, creatividad, an√°lisis, etc.
  • Mejorar nuestro estado de humor y controlar nuestras emociones a trav√©s de la respiraci√≥n.
  • Conseguir la paz y la calma mental.
  • Aumentar nuestra capacidad respiratoria, siendo de gran importancia en los dem√°s sistemas corporales.

La Relajación, la Interiorización y la Concentración van a incidir sobre todo en nuestro bienestar espiritual, mental y físico, ayudándonos a:

  • Eliminar los patrones negativos mentales, y sustituirlos por nuevos patrones mentales positivos, que nos ayuden a crecer y desarrollarnos. Aumentando nuestra confianza y nuestra autoestima.
  • Encontrar el verdadero descanso y eliminar todas las tensiones que se producen dentro de nosotros.
  • Mejorar el funcionamiento de todo el organismo, ayudar a la regeneraci√≥n de los tejidos.
  • Sentirnos mejor con nosotros mismos y con nuestro entorno.
  • Desarrollo del conocimiento interior y de los aspectos espirituales.

… Casi nada, ¬Ņverdad? Pues para que tengas una idea de qu√© vamos a hacer, aqu√≠ te muestro nuestro calendario de actividades por semanas durante el Oto√Īo, donde podr√°s ver las Asanas que vamos a trabajar durante cada semana. No obstante, tendr√°s la correspondiente publicaci√≥n en esta p√°gina web de las propiedades y beneficios que vamos a obtener con cada una de ellas:

En el Pranayama trabajaremos con las siguientes técnicas:

  • Respiraci√≥n consciente.
  • Respiraci√≥n Completa
  • Respiraci√≥n circular.
  • Nadhi Sodhana Pranaya I y II

Las Relajaciones van a incluir técnicas de liberación tensional en mente y cuerpo, y visualizaciones para la modificación de los patrones mentales.

Pero adem√°s, como un perfume que embriaga todas las clases, conoceremos distintos principios y filosof√≠as del Yoga: la Consciencia, la Ecuanimidad, la Paciencia, la Atenci√≥n…

Las asanas del Oto√Īo

Aqu√≠ tienes las asanas que hemos ido trabajando durante el Oto√Īo, que van a permitir equilibrar todo tu sistema, tu mente y tu energ√≠a, van a darte la aptitud necesaria para afrontar esta estaci√≥n de caos y cambio y van a dejarte una sensaci√≥n de calma y bienestar que te ayuden a afrontar todas aquellas circunstancias inherentes a esta √©poca de cambio.

Comenzando con la Monta√Īa, encontrar√°s la fortaleza y la actitud centrada en el √Ārbol. El Tri√°ngulo lateral te permitir√° abrir y flexibilizar dos de tus centros principales y te equilibrar√° energ√©ticamente. Con Prasarita continuar√°s tonificando y flexibilizando tu columna y fortaleciendo tus piernas, adem√°s masajear√°s tus v√≠sceras, que ven ligeramente beneficiadas por la posici√≥n casi invertida de la postura. De ah√≠, al dirigirte a Upavistasana, abrir√°s tu zona p√©lvica para llenarte de energ√≠a y bienestar..

De las cuclillas, el cuerpo se prepara para obtener concentraci√≥n, fuerza y decisi√≥n a trav√©s de la Silla. Que ser√° antesala de otro equilibrio en el √Āguila, donde se abrir√° la parte posterior de tu cuerpo, separando intensamente los om√≥platos, y prepar√°ndote para una ligera torsi√≥n de caderas y una disposici√≥n de tus piernas en rotaci√≥n interna que te ayudar√°n a obtener mayor flexibilidad en la articulaci√≥n p√©lvica: vas hacia el Avestruz. Del Avestruz, el Tri√°ngulo Invertido, irrigar√° tu columna vertebral y permitir√° mantenerla joven y sana, adem√°s, equilibrar√° tu mente y tu organismo.

Continuando con nuestro equilibrio, la Puerta, permitirá seguir estirando ambos lados de tu cuerpo, que te ayudarán a sentirte más flexible y con una mejor respiración. De ahí pasarás a la Cobra, postura de apertura por excelencia, que mejora tu actitud positiva ante la vida y te da fuerza, vitalidad, control y sabiduría.

En la Pinza, encontrarás la paz y el sosiego y te introducirás en tu mundo interior y cognitivo para descubrir qué sucede en ti, además de aportarte gran descanso. De la Pinza, pasarás a las invertidas: el Delfín, la antesala a la postura Sobre la Cabeza, que te ayudará a mejorar tus capacidades cognitivas, y a prepararte para los estados superiores del Yoga (Interiorización, Concentración y Meditación) y, en seguida, podrás pasar a la Invertida, la reina de las asanas, que te darán el equilibrio que necesitas para que tu organismo y tu ser funcionen a pleno rendimiento.

Y después de ello, el ansiado descanso en Shavasana.

Durante tu práctica, recuerda cultivar los principios de Consciencia, Atención y Ecuanimidad, para permitir que todo tu Ser se integre en la práctica. Consciencia de ti misma y de tu entorno, Atención a cada movimiento, a cada aspecto y Ecuanimidad para no apegarte a lo que te gusta ni a lo que te disgusta.

Si quieres aprender m√°s sobre las t√©cnicas de yoga, te invito a que entres en “Creando Yoga“, mi escuela virtual de Yoga.

Ritual para el Equinoccio de Oto√Īo

Un ritual es una acci√≥n con un componente m√°gico o sagrado, que nos ayuda a recordar cu√°les son nuestros prop√≥sitos e intenciones, o bien a limpiarnos o protegernos de alg√ļn modo. Cualquier cosa que para ti tenga un valor simb√≥lico, que entra√Īe un significado profundo y que tenga cierta regularidad en el tiempo, se puede convertirse en un ritual. En las diferentes culturas han existido much√≠simos rituales para la entrada del Oto√Īo. Al ser una √©poca de recogida de cosechas, suele ser habitual, por ejemplo, peregrinar a alg√ļn lugar religioso y tomar ah√≠ los frutos recogidos.

En mi ciudad, por ejemplo, solemos ir a un cerro donde hay ubicada una ermita, y all√≠ pasamos el d√≠a comiendo frutos secos como casta√Īas, nueces, almendras, avellanas…

El oto√Īo es una estaci√≥n de recogida y de preparaci√≥n. Es el momento en que se celebra la recogida de los frutos ya maduros y se eligen las semillas que formar√°n parte de la pr√≥xima cosecha. Y al igual que en la Naturaleza, para nosotros tambi√©n es el momento de recoger aquellos frutos que hemos ido cultivando en el ciclo anterior y decidir qu√© semillas sembraremos para cuando llegue el Solsticio de Invierno.

Te cuento uno de los rituales que suelo hacer cuando llega el equinoccio de oto√Īo (que este a√Īo, 2019, tiene lugar el lunes 23 de Septiembre, a las 9:50 horas).

1. Creo un espacio con elementos simb√≥licos y cuyos tonos vayan acorde con la naturaleza: ocres, amarillos, verdes, rojizos, marrones. Puede ser un pa√Īuelo, un incienso, piedras, alguna figura. Tambi√©n lo adorno con frutos secos, propios de la estaci√≥n (que luego comer√©). Suelen estar presentes todos los elementos:

  • Aire, con aroma a incienso (por ejemplo, cedro, canela, s√°ndalo…)
  • Fuego, con la luz de una vela.
  • Agua, con un cuenco de agua limpia (si tienes alg√ļn adorno donde corra el agua, tambi√©n).
  • Tierra, con piedras, una planta, o si puedes (cuidado con el fuego) en alg√ļn jard√≠n o parque.

2. Realizo una meditaci√≥n en el oto√Īo, donde conecto con la Naturaleza y su proceso de cambio, as√≠ como conmigo misma. Aqu√≠ puedo visualizar alg√ļn mantra, alguna divinidad o alg√ļn s√≠mbolo para conectar y para que me ayude a decidir correctamente.

3. Hago un balance de aquellos frutos que he ido recibiendo hasta el momento gracias a mi dedicación. En algunos casos, los frutos pueden ser amargos, en otros casos, pueden ser dulces. En un papel, anoto en dos columnas los que han sido dulces -o lo serán- y los que han sido amargos. Junto a los frutos dulce, reflexionaré hacia dónde quiero dirigirme ahora, o si continuaré cultivando esa semilla; junto a los frutos amargos, reflexionaré y junto al fruto pondré esa acción que tendré que realizar para sanar el fruto, o desprenderme de él.

4. Por √ļltimo, por cada fruto dulce, abrir√© un fruto del oto√Īo y lo comer√©. Simbolizando as√≠ la interiorizaci√≥n del resultado.

Este es mi peque√Īo protocolo, que comparto contigo. Por supuesto, puedes realizar el que para ti conecte mejor.

Libros de Yoga para el Oto√Īo

Aquí te dejo algunos libros que, desde el enfoque del yoga y del ayurveda, nos ayudan a manejar mejor esta estación.

En esta obra de Gabriella Cella Al-Chamali, nos ense√Īa, transitando por cada estaci√≥n, qu√© sucede en nosotros en las diferentes estaciones del a√Īo a nivel f√≠sico, mental y emocional y de qu√© manera, a trav√©s de la alimentaci√≥n y de la pr√°ctica de Yoga, podemos afrontarlo. Una obra muy recomendada para conocer la influencia del entorno en nosotros.

Aunque es un libro que, en la actualidad, se encuentra descatalogado (sólo me ha sido posible encontrar el ejemplar que os he dejado en el enlace de la imagen), sin duda es de los más completos a la hora de comprender desde el ayurveda, la influencia de las estaciones y de encontrar las diferentes soluciones que podemos realizar para compensarnos.

Este es un libro que en su momento mis alumnos me regalaron, escrito por Vasant Lad, un prestigioso doctor en ayurveda que nos ense√Īa a reconocer las principales pautas ayurv√©dicas, as√≠ como nuestros biotipos seg√ļn esta ciencia milenaria. En √©l encontramos diferentes remedios, pero tambi√©n nos indica de qu√© manera las estaciones pueden influenciar en nosotros y, entre otras cosas, nos propone √Ęsanas para practicar, pranayamas y diferentes meditaciones. Y, adem√°s, con un precio bastante competitivo.

Y recuerda, en el Oto√Īo, ¬°tambi√©n se disfruta!

Es el momento de pasear y sentir las hojas crujir bajo nuestros pies,

Es el momento de leer un buen libro mientras las gotas de lluvia golpean el cristal.

El momento de disfrutar de una humeante taza de té mientras vemos bailar las hojas con el viento.

El momento de dirigir la mirada hacia nuestro interior y avivar nuestro calor interno.

¬°Hay tanto por disfrutar! ¬ŅY te lo vas a perder?

Bancos de un parque con hojas de oto√Īo

Las imágenes que he utilizado -excepto en las que salgo yo- son del banco de imágenes de unsplash.com y de pixabay.com, infinitas gracias por dejar a nuestra disposición este trabajo maravilloso.