YOGA AÉREO | Introducción y 5 posturas básicas

El yoga aéreo es una modalidad práctica de yoga que parece que cada vez está más en auge. En ella, se utiliza un columpio de yoga para realizar diferentes posturas en suspensión. Existen diversas escuelas, cada una con sus nombres y sus técnicas, que han ido teniendo cada vez más presencia: unnata yoga, aeroyoga, trapeze yoga, ingravity yoga… son algunas de ellas, cada una con sus marcas y registros. Aquí voy a hacer una introducción al yoga aéreo, que yo he decidido llamar Vaihayasa Yoga, puesto que Vaihayasa significa «hacer algo en el aire» y aquí tenéis qué significa yoga. Muchas de las posturas de yoga aéreo que aquí os muestro, las encontraréis en los diversos estilos, y es que cuerpo solo hay uno, por lo que es normal repetirlas, sin embargo, no encontraréis secuencias similares o nombres (que no sean en sánscrito) similares a ningún otro estilo, sino que son todos de creación propia, pero que espero que os ayude con vuestra práctica.

QUÉ ES YOGA AÉREO

El yoga aéreo es un estilo de yoga que se caracteriza por el uso de hamaca o columpio para la práctica de diferentes posturas corporales (asanas) en estado de suspensión o semisuspensión. Con ayuda del columpio, podemos quedar completamente suspendidos en el aire, de manera que no tenemos ningún contacto con nuestro cuerpo o bien mantener una parte del cuerpo en contacto con la tierra y otra parte en suspensión, apoyada en el columpio.

Ahora existe un creciente interés por esta modalidad de yoga, ya que resulta bastante atractiva esta manera de practicar las posturas y nos parece muy novedoso; sin embargo, ya en la antigua India, los ascetas usaban telas que colgaban de árboles para practicar posturas invertidas durante mucho tiempo, como podemos ver en algunas ilustraciones de la época.

QUÉ NECESITO PARA PRACTICAR YOGA AÉREO

o principal para poder practicar yoga aéreo es que tengas una instalación adecuada y un columpio o hamaca para practicar esta modalidad de yoga. En este artículo mi tienda de yoga, tienes toda la información que necesitas para elegir el material correcto y realizar la instalación adecuada adecuada.

La instalación del columpio

Lo primero que debemos tener en cuenta es dónde vamos a colocar nuestro columpio de yoga aéreo. Para ello, será muy importante elegir un lugar que sea seguro y que nos permita realizar nuestra práctica sin que peligre nuestra integridad física (ni la de otras personas) y tampoco la integridad de nuestro entorno.

  • En ramas de árboles: suele ser habitual ver el columpio colgado en ramas de árboles, pero te pediría encarecidamente que seas prudente y que no causes daños al árbol. Además, un soporte irregular puede dificultar la práctica de yoga.
  • Enlazando las cuerdas a vigas expuestas: Las vigas pueden ser propias del edificio, o podemos instalar un sistema de vigas y soportes (por ejemplo, de hierro) a través de las cuales enlazar las cuerdas del columpio.
  • Instalación de espirros en vigas: la tercera opción (que yo tengo) es realizar taladros en las vigas del techo (asegúrate de que no es techo de escayola) y ahí colocar espirros, en los que irán colgados nuestro columpio.

Un dato importante es que la separación entre un lado del columpio y el otro tendrá que ser aproximadamente unos 80 cms.

Tipos de columpios para yoga aéreo

Una de las cualidades del yoga aéreo es que es muy creativo, nos permite explorar diferentes formas y posturas, y, además, existen diferentes tipos de columpios y hamacas que nos permiten realizar diferentes poses y ejercicios. Sin embargo, grosso modo, existen dos tipos de práctica (según el columpio que utilicemos). Yo las he dividido en: Práctica de yoga aéreo enfocada en la técnica y

Práctica enfocada en la técnica

Esta modalidad de yoga aéreo usa como elemento principal el columpio de tres piezas: dos brazos y un cuerpo. Al disponer de dos “brazos” con varios niveles, donde podemos apoyar nuestros brazos, nos permiten desarrollar la fuerza y la técnica en los movimientos, teniendo ciertas similitudes con disciplinas como el TRX. Estos columpios, además suelen estar elaborados con telas más rígidas, con poca elasticidad.

En este enlace puedes conseguir tu trapecio de yoga.

Práctica enfocada en la estética

En esta modalidad se utiliza principalmente el columpio de una sola pieza: solo el cuerpo del columpio, pero que, sin embargo, en la mayoría de los casos suelen tener grandes dimensiones, para permitirnos una mayor cantidad de movimientos. Los tejidos con que están hechos suelen ser muy agradables al tacto y lo principal es que estas tienen cierto grado de elasticidad, por lo que son telas mucho más agradables que nos permiten mover con más soltura el cuerpo. Normalmente la belleza de estos columpios hace que nuestra práctica sea mucho más visual y estética (aunque no por ello menos intensa). El trabajo con los brazos es un poco menos intenso que en la otra modalidad, pero a diferencia de la anterior, la elasticidad del columpio nos permite alcanzar mayores rangos de movimiento.

BENEFICIOS DEL YOGA AÉREO

Cuando practicamos yoga aéreo, nuestra salud puede verse mejorada gracias a los siguientes beneficios:

  • Mayor fortaleza y flexibilidad en nuestros músculos (también en los profundos).
  • Mejora el rango articular de nuestras articulaciones.
  • Activa la circulación sanguínea.
  • Descomprime la columna vertebral, creando espacio entre los discos, lo que ayuda a aliviar ciertas dolencias de espalda y a mejorar la salud en general.
  • Ayuda con el drenaje linfático y a estimular el sistema hormonal.
  • La posición invertida es muy beneficiosa para los órganos, ayudando a desintoxicarlos.
  • Mejora la autoestima y el estado de ánimo.
  • Alivia la depresión y la ansiedad, nos empodera y nos da confianza.
  • ¡Es muy divertido! Nos da alegría y buen rollo :).

Sin embargo, es necesario indicar que siempre, siempre, siempre debes consultar a tu médico o especialista antes de hacer cualquier actividad si ya padeces de alguna patología o tienes dudas. Nunca, nunca, nunca pongas en riesgo tu salud, más aún con esta modalidad tan nueva y tan poco conocida, que no queremos disgustos ;).

CONTRAINDICACIONES DEL YOGA AÉREO

Pero como no es oro todo lo que reluce, aquí te dejo un listado de patologías para las que el Yoga aéreo podría ser contraproducente.

  • Presión arterial muy alta o muy baja.
  • Problemas coronarios.
  • Lesiones en la cabeza, cefaleas, desmayos recientes, ictus.
  • Vértigos
  • Esclerosis cerebral.
  • Si padeces glaucoma o desprendimiento de retina.
  • Si te han operado recientemente, especialmente espalda, caderas o articulaciones.
  • Hernia de hiato o hernia de disco.
  • Embarazo
  • Esclerosis cerebral, lesiones en la cabeza.
  • En tratamientos de quimioterapia o radioterapia.

¿ES POSIBLE APRENDER YOGA AÉREO EN CASA?

¿Es posible aprender yoga aéreo en casa? Pues con las nuevas tecnologías, por supuesto que sí, sin embargo, siempre será muchísimo más productivo que cuentes con un profesor certificado que pueda ir asesorándote. El Yoga aéreo está en expansión (también el Pilates Aéreo y el Fitness Aéreo) que no es yoga, pero que puedes aprender muchas cosas), así que seguro que podrás encontrar cerca de donde vives a alguien que se dedique a esta modalidad.

Pero si ni aun así das con alguien, pues bueno, siempre nos quedará nuestro hogar. Eso sí, de nuevo voy a insistir en la importancia de que tengas una instalación adecuada para colgar tu columpio, ya que tu integridad física (o la de otras personas) puede depender de ello. Sé responsable y asegúrate de que un experto te garantice que la instalación es adecuada para tu práctica. También sé responsable con la naturaleza y evita dañar árboles.

¡Ah, y ten cuidado si te da por colgar el columpio en algún parque porque pueden multar!

Dicho esto, a continuación te voy a mostrar algunas posturas de Yoga Aéreo, para que puedas practicarlas. Y al final, ¡una sorpresa!

POSTURAS BÁSICAS DE YOGA AÉREO

A continuación voy a exponerte algunas posturas que podemos hacer con nuestros columpios. Si quieres estar informada o informado de más secuencias y posturas, puedes hacerlo a través del canal de Youtube. Tengo que advertirte que los nombres de las posturas los he asignado en función del parecido con posturas que se hacen sobre la esterilla. Muchas escuelas asignan nombres particulares a las posturas, pero para no crear conflictos con las marcas, he decidido hacerlo así. Encontrarás el nombre de la postura precedido por “Vaihâyasa” que en sánscrito significa “estar en el aire”.


Vaihâyasa Paschimottânasana (postura intensa del Oeste aéreo)

Sentados en el columpio con los pies colocados en los estribos más bajos (y asegurándonos de que los pies están al mismo nivel que las rodillas o más bajos, nunca más altos), inhala, extiende los brazos hacia arriba, alarga los costados y, exhalando, flexiónate hacia delante para tocar con tus manos los pies (o lo más lejos posible) y mantén varias respiraciones en esta posición.

pinza yoga aereo
Comienza la flexión desde tu pelvis.


Para volver, inhala, activa los músculos del torso y comienza a subir el tronco desde la pelvis, hasta la posición recta.

Vaihâyasa Suryanamaskara (Postura del saludo al Sol aéreo)

Sentados en el columpio con los pies en los estribos bajos y las piernas estiradas, sujetamos con las manos los estribos medios. Inhala y comienza a descender tu tronco, desde tu pelvis hasta que todo tu cuerpo quede paralelo a la tierra. Mantén activados los músculos del tronco, alarga los lados del cuello, manteniendo la mirada hacia el techo.

Observa que el cuello esté en línea con la columna

Para volver, inhala, activa los músculos del torso y vuelve a la posición sedente.

Vaihâyasa Matsyasana (Postura del Pez aéreo)

Desde la postura anterior, inhala, y comienza a extender tu columna, así como los lados del cuelo, para crear una suave extensión de la columna cervical. La acción es de alargamiento y curvatura del cuello, pero no de flexión.

Alarga los lados del cuello


Para volver, toma una inhalación, vuelve a colocar el cuello alineado con la columna, y activando fuertemente los músculos del torso, comienza a subir.

Vaihâya Eka Hasta Matsyasana (Postura del Pez con una mano aéreo)

Desde la postura anterior, con el cuello en extensión, suelta uno de los estribos y lleva esa mano al suelo, colocando la yema de los dedos en contacto con el suelo, mientras que el brazo se encuentra en rotación externa. Inhala y lleva energía desde tu corazón hasta tu mano, y desde ahí manda energía a todas partes, creando una activación general del cuerpo.

Puedes mirar hacia la mano que está abajo para realizar una suave torsión. Puedes pasar a la siguiente posición

Vaihayasa Hastapada Matsyasana (postura del pez con un pie y una mano aéreo)

De la postura anterior, flexiona la pierna contraria, dirigiendo el talón hacia el glúteo y con la mano que tienes en el suelo, sujeta el pie (si no fuera posible, puedes utilizar correas de yoga), mientras, desde la pelvis, crea extensión energética hacia todas partes.

Para volver exhala y suelta la pierna, inhala y flexiona suavemente el cuello , activa músculos abdominales y eleva el brazo que está en contacto con el suelo para volver al sujetar el estribo


Vaihayasa Baddha Konasana (postura del Ángulo Cerrado Aéreo)

Antes de sentarnos, nos aseguramos de que no exista ningún pliegue en la hamaca del columpio. Enrollamos con las manos la zona baja (la que quedará bajo el pliegue de los glúteos y nos sentamos, de modo que nos quede un poco de tela que cubra la zona lumbar. Agarramos el cuerpo del columpio a la altura de la cintura, y comenzamos a descender el tronco hacia atrás y subir la pelvis hacia arriba a medida que separamos ambas piernas y flexionamos las rodillas para que estas se sujeten al columpio con seguridad (debe quedar el cuerpo del columpio sujeto con el pliegue de las rodillas). Une los dos pies y suelta los brazos y apóyalos en la tierra.


Para volver, realiza las mismas acciones, inhala y comienza a flexionar el tronco, llevando las manos hacia el cuerpo del columpio o bien ayudándote con los brazos del columpio y vuelve a la posición anterior.


Vaihâyasa Naksatra (postura de la estrella en el aire)

Desde la postura anterior, mantén las piernas separadas entre sí y los brazos en contacto con la tierra.

Y estas son algunas de las posturas que puedes realizar con tu trapecio de yoga, existen muchas más que si te resultan interesantes podrás encontrar en mi canal de youtube.

Anota tus pensamientos

avatar
  Suscribir  
Notificar de