Parivrtta Trikonasana | El Triángulo Invertido

Con el Triángulo Invertido o Parivrtta Trikonasana, cerramos un ciclo. El curso, consagrado a las estaciones del año, encuentra esta semana el final de la estación. Nos adentramos al frío invierno, y al encuentro con nuestra propia energía. Se ha culminado un ciclo en el que se

¿Cómo se ejecuta?

Para ejecutar el Triángulo Invertido, comienzas en Tadasana, alineando bien tu postura. Flexionando ambas piernas, abres lateralmente las piernas consiguiendo una apertura amplia, que te permita mantener activos tus músculos, pero que no peligre tu estabilidad. De modo orientativo, puedes abrir la distancia de una pierna tuya.

Vamos a comenzar Parivrtta Trikonasana por el lado derecho (luego realizarás los mismos pasos, pero hacia la izquierda). Con tus piernas ya separadas, vas a desplazar ambos pies hacia el lado derecho, de modo que la punta del pie derecho mire en dirección hacia la derecha, y la punta del pie izquierdo mira hacia el centro con un poco de inclinación hacia la derecha.

Ya posicionados los pies, decide si vas a mantener las rodillas estiradas o si vas a flexionarlas suavemente (en este último caso es recomendable si tienes algún problema de rodillas). Lleva tu tronco recto, tu mentón alineado, y, entonces, inspira y coloca tus brazos en cruz. Al exhalar, gira tu tronco hacia la derecha. Inspira de nuevo e intenta colocar tu mano izquierda lo más cerca del pie derecho  posible. Quizás no te sea posible llegar al suelo, o colocar la mano junto al pie. No importa, intenta alcanzar allá donde tu mano te permita asegurar tu postura de una forma cómoda y estable. También puedes usar algún soporte, como un ladrillo, una banqueta o incluso una silla, donde colocar tu mano y donde profundizar la torsión.

Mantén varias respiraciones en dicha  posición.

[INSERT_ELEMENTOR id=»3112″]

Puntos claves

[INSERT_ELEMENTOR id=»3118″]

Deshaciendo la postura

Deshacer la postura implica realizar los pasos de manera inversa, de forma que primero tu tronco se eleva,  y se dirige hacia el lado en el que estás realizando la torsión, y posteriormente lo diriges hacia el frente. Descansa tus brazos a los lados del tronco, y prepárate para realizar los mismos pasos hacia la otra dirección. No obstante, si ya has terminado los dos lados, puedes volver a la posición de Tadasana.

Lo que transmite, lo que significa

El Triángulo Invertido o Parivrtta Trikonasana se encuadra dentro de varias clasificaciones. Por un lado, pertenece al grupo de las Asanas de Pie, que se caracterizan por darnos la estabilidad y fortaleza necesarias para asentar nuestros cimientos en la vida. La torsión profunda nos permite dirigir nuestra mente consciente hacia el mundo de lo subconsciente, las torsiones simbolizan esa mirada vuelta a nuestra parte posterior, identificada con la “sombra”. Somos capaces de ver y observar más allá de lo que ven nuestros ojos. El triángulo invertido nos ayudará, por tanto, a establecer las bases sólidas para dirigir nuestra mirada a ese mundo interior lleno de elementos propios y sorprendentes.

Los beneficios que aporta

Al Triángulo Invertido, hemos de otorgarle beneficios muy similares a Utthita Trikonasana, añadiéndoles la torsión que se produce en nuestro tronco, que va a permitir “escurrir´” aún más nuestros órganos abdominales. Necesitaremos, además, intensificar la concentración en la postura, ya que la propia posición va a implicar que debamos estar mucho más atentos a permanecer en una base sólida y estable sin llegar a tambalearnos por ello. Todas las articulaciones reciben un estiramiento intenso, mejorando tu alineación y corrección postural, tu mente se despeja, tu atención se acentúa, tu columna se tonifica y flexibiliza como nunca.

Estimula, sobre todo, Manipura Chakra.

¿Alguna contraindicación?

No existen especiales contraindicaciones en esta postura. No obstante, para personas con problemas en la franja abdominal, como hernia de hiato, prolapsos, y demás, deberán abstenerse de realizar la torsión profunda, o deberá adaptar la práctica según le venga mejor. Recuerda consultar a tu médico en caso de que tengas dudas o tengas algún problema de salud importante.

Anota tus pensamientos

avatar
  Suscribir  
Notificar de